Una receta saludable para tu cena de Navidad: Salmón Wellington con bechamel de espinacas

Publicado por: Equipo de Hygge Casa En: Recetas En: Comentario: 0 Golpear: 177

Sólo hay una cosa mejor que compartir un buen rato con la familia durante la Navidad: hacerlo a la mesa y mientras se saborea un sabroso plato. De hecho, estas Fiestas solo están completas si incluyen al menos una comida o una cena junto a familiares y amigos para recordar tiempos pasados, estrechar lazos, reír y disfrutar con conversaciones fraternales cargadas de respeto y comprensión.

Por eso, los anfitriones de estos ágapes saben que tienen la misión de conquistar a sus invitados a través del estómago. De hecho, si el banquete es sabroso todo fluye mucho mejor, ya que la estimulación del sentido del gusto puede convertirse en el detalle que haga que un buen rato se convierta en un momento memorable, digno de ser recordado durante años y años por los afortunados comensales.

 

Y como no podía ser de otra manera, nosotros queremos ayudarte para que estas Navidades se conviertan en inolvidables para todos tus invitados. Para ello, te proponemos una receta que es a la vez sabrosa y saludable, y que es una apuesta segura para satisfacer a todas las personas que tengan el gusto y placer de sentarse a tu mesa.

Nos referimos al Salmón Wellington, un plato de pescado sencillo de elaborar, pero que aporta un sabor de enorme intensidad que dejará satisfechos hasta a los paladares más exigentes. ¡Por algo era fórmula gastronómica (elaborada con solomillo) con la que Sir Arthur Colley Wellesley, Duque de Wellington, agasajaba a sus invitados! Además, se trata de una receta perfectamente acorde a la filosofía hygge, porque es sencilla y simple de hacer, a la par que elegante y, por supuesto, sabrosísima.

En nuestro caso te planteamos una versión que incluye un relleno de bechamel con espinacas, aunque el Salmón Wellington permite un gran número de opciones en función de los gustos de los comensales. Y es que, apostar por ella es una garantía de éxito. 

A continuación te presentamos los ingredientes y los pasos a seguir para su elaboración. Está pensada para dos personas y sólo te llevará 40 ó 45 minutos completarla 

 

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS 

1 Lámina o plancha de hojaldre.  
400 gramos salmón (Dos filetes de 200 gr). 
150 g o 200 g de espinacas congeladas.  
30 g mantequilla. 
300 ml leche. 
30 gramos harina. 
Una pizca de nuez moscada. 
Una pizca de sal y pimienta. 
1 huevo batido. 

 

Cómo elaborarlo:

1. Precalentamos el horno a 200 grados en modo gratinar.  

2. Descongelamos las espinacas, las colamos para eliminar el jugo, las troceamos y las rehogamos en una sartén.  

3. Hacemos la bechamel: 

3.1. En un cazo echamos una cucharada de mantequilla y esperamos a que se derrita a fuego lento.  

3.2. Añadimos dos cucharadas llenas de harina y mezclamos con la mantequilla para hacer una masa. 

3.3. Esperamos que la masa esté tostada y no tenga grumos para ir añadiendo poco a poco la leche. Damos vueltas a la mezcla sin dejar de remover para evitar los mencionados grumos.  

3.4. Una vez que conseguimos la textura idónea, salpimentamos y añadimos también nuez moscada (opcional). Y volvemos a mezclar, dejando cocer unos tres o cuatro minutos.  

4. Incorporamos las espinacas ya cocinadas y las mezclamos con la bechamel. Dejamos enfriar el resultado.  

5. Cogemos la lámina de hojaldre y la situamos sobre la bandeja del horno. Y colocamos sobre ella, en el centro, un filete de salmón (por persona) de 200 gramos.  

6. Extendemos la bechamel de espinacas sobre el filete de salmón y cubrimos el resultado con el hojaldre, a modo de empanada. Cerramos bien los bordes, presionando ligeramente con los dedos. Incluso previamente podemos recortar las esquinas del mismo o los bordes sobrantes para luego colocarlos o extenderlos sobre el paquete, completando un diseño creativo y original.  

7. Hacemos una pequeña perforación en el paquete de hojaldre a modo de chimenea.  

8. Extendemos por toda la superficie (por ambos lados) una capa de yema de huevo batido.  

9. Llevamos el hojaldre con el salmón y la bechamel al horno precalentado. Lo bajamos a unos 180º y cocemos durante unos 25 minutos hasta que quede dorado.  

10. Lo sacamos y dejamos reposar 5 minutos. Y en caso de no servir inmediatamente, recalentar en el horno, nunca en el microondas para que el hojaldre no se estropee.  

11. Servimos y acompañamos con la guarnición que se desee, como una ensalada. Y por supuesto, con una bebida apropiada para estas fechas como vino o cava.  

 

¡Y ya está! Tendrás en tu mesa un plato rico, nutritivo y que será el acompañante ideal para que disfrutes de una comida o cena de Navidad perfecta para ti y los tuyos.  

¡Bon appétit y…Felices Fiestas! 

 

Hygge Casa  

comentarios

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre