-

“La decoración hygge es sencilla en diversos sentidos. Es fácil incorporarla en cualquier hogar, y es la definición de simplicidad. Minimalismo y simplicidad son los dos términos que debería evocarle su hogar. En contraposición a un interior caótico cuya constante organización y limpieza le frenan y estresan, simplifíquelo. Con frecuencia los interiores más bonitos están diseñados con mucha sencillez. ¿Se ha dado cuenta de que los interiores con gran número de objetos y decoración sobrecargada no son agradables a la vista?
No obstante, su hogar es un lugar que le debería aportar placer. Por lo tanto, desea que tenga un aspecto que le resulte atractivo. Desea llenarlo con objetos que disfrute ver. Debe añadir elementos que “proporcionen a su hogar esa calidad única y especial que indique «Usted».
Pero la decoración interior también debería ser práctica y funcional. Un gran ornamento de vidrio que se puede romper fácilmente o una mesita de café tan cara que le da miedo dejar nada sobre ella no constituyen decoraciones prácticas. La decoración inútil sólo sirve para malgastar el dinero, y es siempre una pérdida de espacio que podría resultar útil para elementos que realmente utilizaría. Pongamos un ejemplo. Si le gusta jugar al billar pero considera que no tiene espacio suficiente para una mesa de billar debido a su elegante mesita de café, pregúntese «¿Utilizo alguna vez esa mesita?». Sustituya la mesita de café por la mesa de billar y reorganice sus muebles. Utilizará y disfrutará más de la mesa de billar que de la mesita de café. O bien es posible que tenga un sofá con demasiados módulos o sillones que no dejan espacio para desplazarse cómodamente por el salón. ¿Por qué no deshacerse de los sillones que no utiliza y sustituirlos por objetos como estanterías o un televisor que realmente usaría?
Busque una decoración que sea sencilla y funcional, preferentemente en tonos claros o cálidos. Los tonos pastel o cálidos son más alegres que los tonos oscuros y deprimentes. Asegúrese de que todo lo que está pensado con fines de comodidad sea realmente cómodo y utilice la textura. La puede incorporar con cojines, mantas y otros accesorios que simplemente le hacen sentir bien cuando los toca. Sustituya los elementos bonitos pero rígidos e incómodos por elementos que le hagan sentir bien."
Cuando se trate de liberar espacio en el hogar, puede comprar por Internet bonitos contenedores de almacenamiento o estanterías. Guarde sus cosas fuera de la vista y manténgalo todo correctamente organizado. Puede asegurarse de que su almacenamiento resulte al mismo tiempo atractivo y funcional. No lo será si tiene todo por en medio y va tropezándose con los objetos. Es mucho mejor colocarlos en los lugares adecuados. Esto hará que su hogar resulte más acogedor y más fácil de limpiar.”

Pasaje de: Maya Thoresen. “Hygge: El secreto danés de la felicidad. Cómo disfrutar de una vida cotidiana feliz y saludable.”
-

-

A la hora de elegir el color de las paredes de nuestra casa, el blanco es el color Hygge por excelencia pero también podemos utilizar tonos blancos con matices gris o beige, así como las gamas pastel. Lo importante es dejar que la luz natural entre, bañe toda la estancia y nos aporte la máxima luminosidad.

-

-

La madera es un elemento esencial para conseguir ambientes cálidos y confortables. Es fundamental utilizar madera natural en suelos y mobiliario, esto le aportará una agradable sensación de calidez a nuestro hogar.

-

-

-

Las plantas y flores son indispensables para hacernos sentir la naturaleza dentro de casa. Transmiten sensación de bienestar y hacen más acogedor cualquier espacio en el que las coloquemos. El cactus puede ser una opción perfecta, además aportará un toque muy original.

-

-

-

Ten siempre a mano una buena mantita para abrigarte y disfrutar de tu momento de sofá, libro y té caliente... o si lo prefieres, una taza de chocolate.
-

-

-

-

-

-

Déjate envolver por la filosofía Hygge e inspírate con nuestras ideas para crear un hogar cálido y acogedor donde podrás relajarte y disfrutar de los pequeños momentos. Hygge no es sólo un concepto, es una actitud, es una forma de vida. La clave está en la felicidad. Para hacer tu casa más hygge sólo tendrás que rodearte de todo aquello que te produzca una sensación reconfortante, de bienestar y relax.

-

-

-

Uno o varios poufs colocados junto al sofá, además de decorar, te permitirán disponer de espacio extra para disfrutar de momentos de charla en tus reuniones con amigos o familia.

-

-

-

-

-

Selección de artículos que te enamorarán

(Hasta agotar existencias)

-

Tanto si comes en familia como si lo haces tú sólo, aprende a disfrutar de este momento. Coloca unas velas, pon un mantel bonito y por supuesto apaga la TV.

-

-

Cada miembro de la familia debe tener su pequeño espacio privado de meditación o estudio.

-

-

Coloca algún cesto de fibras, en mimbre o ratán para guardar cojines o mantitas, es práctico y muy decorativo.

-

-

Las alfombras, en todas las estancias, un elemento casi obligatorio para obtener sensación de confort. Elige para vestir los suelos de tu casa alfombras de lana, algodón o fibras, los tejidos más naturales aportan textura a tu decoración y aumentan la sensación de calidez en tu hogar.

-

-

-

Llena alguna pared con una composición de cuadros y fotografías que te inspiren sentimientos positivos o recuerdos agradables.

-

-

-

Las mesas realizadas con tablones de madera natural aportan una sensación hogareña muy agradable. No importa si la madera tiene imperfecciones, eso es precisamente lo más apreciado de los elementos naturales.

-

-

Las velas son el icono Hygge por excelencia, su luz tenue, su calor, su sencillez crean ambientes serenos, agradables, románticos, cálidos, perfectos para disfrutar cada momento intensamente. Nunca serán demasiadas, llena tu hogar de ellas, en fotóforos de cristal, cerámica, madera o metal… solas o acompañadas de elementos decorativos como piedras, piñas, conchas…

-

-

-

Crea tus espacios rodeándote sólo de aquello que realmente necesitas o te aporta positividad y elimina todo lo superfluo, innecesario y que perturba tu equilibrio y serenidad. Da prioridad a la sencillez y evita sobrecargar los espacios.

-

-

-

Ten siempre un plaid a los pies de la cama coordinado con los cojines. Elige texturas suaves y mullidas como mantas de pelo, lana con canalé o trenzada, punto o con tejido polar… serán una apuesta segura para tu dormitorio.

-

-

Juega con las luces para crear atmósferas relajantes. En lugar de la luz general utiliza varios puntos de luz tenue, creando espacios envolventes, que ayuden a la relajación. Usa lámparas de mesa o de suelo y por supuesto, velas.

-

-

HYGGE |hiu-gah| "atmósfera cálida, bienestar y confort, cuando te sientes en paz y capaz de apreciar los detalles sencillos y disfrutar el momento"
-

-

-

-

-

-

Combinar distintos estilos de sillas alrededor de una mesa puede resultar un detalle decorativo muy enriquecedor.

-

-

-