-

Mariana Ramírez - 10 de enero del 2018

El Hygge es el nuevo normcore, todo sobre el estilo de vida que los millennials aman

No es una moda, es un estilo de vida y viene desde Dinamarca.

Comencemos por preguntarnos algo: ¿qué tienen los daneses que nosotros no tengamos? No hablamos de algo material, hablamos de algo mucho más importante: el secreto de la felicidad. Desde el año 2010, un estudio realizado por la ONU ha concluido que Dinamarca es el país con la gente más feliz. Esto se le atribuye principalmente a que tienen eficientes sistemas de salud y educación pública, sueldos altos, estabilidad política, poca corrupción y bajos índices de desigualdad de género.

Y, si bien todos estos parámetros permiten concluir de forma objetiva su calidad de vida, existe un término intraducible que define su lifestyle y justifica su eterna felicidad: Hygge (Se pronuncia Juu-gue). Es una filosofía de vida que podría interpretarse como "lo bueno para el alma" o "lo acogedor".

-

-

En pocas palabras, Hygge es disfrutar una taza de café tras una pesada jornada laboral. Es un libro frente a la chimenea. Es la sensación que produce la frescura del pasto en tus pies. Es el sabor de una copa de vino. Es una charla con amigos. Es el olor de la tierra mojada mientras llueve. Es gozar la vida, ser bueno contigo mismo, no negarte nada.
El término ha ganado gran popularidad entre los millennials, la generación que se caracteriza por buscar experiencias más allá de bienes materiales. El Hygge ha comenzado a extenderse en las nuevas generaciones, quienes parecieran estar descubriendo que relajarse y disfrutar de un momento acogedor con amigos es bueno para el alma.
-

-

Por supuesto que el Hygge incluye una estética propia y digna de los escandinavos. Espacios acogedores, que contrastan el blanco con la madera en crudo, tejidos de punto extra chunky, naturaleza muerta, ramas secas de arboles, cuerdas de fibras naturales.
Se basa en 5 pilares: la atmósfera, la ropa, la comida, las actividades y la compañía. Todo esto, por supuesto, con un denominador común: "lo acogedor".
-

-

El concepto puede traducirse a tendencias de moda y belleza. En términos capilares, es utilizado para describir aquel tinte que busca un look natural y cómodo que no requiere de mucho mantenimiento.
En cuanto a moda, es descrito como el nuevo "normcore". Busca alejarse de las pretenciones y acercarse al confort. El Hygge es un look minimal, con tejido de punto y fibras de apariencia natural.
-

-

Así que comienza a comprar velas, ropa extra cómoda, el mejor café (o té) que puedas encontrar, las tazas más lindas y continúa devorando aquel libro que tenías pendientes. Dale la bienvenida al Hygge y… ¡a disfrutar la vida!

Ver artículo en la revista

-

-

Silvia López - 24 de Diciembre del 2016

Hygge, el SECRETO de la felicidad danesa

Es una de las palabras del año, un concepto exclusivamente escandinavo que el resto del mundo intenta adoptar, como el estado del bienestar o el inspiradísimo diseño y arquitectura. Descubre el hygge.

"Los países escandinavos han desarrollado unas sociedades orientadas al bienestar de las personas, a las que consideran su más valioso activo; su diseño refleja este hecho”

En Internet ha sido la palabra del año: hygge (pronunciado hu-ga), un concepto que el resto del mundo lo intenta traducir como "lo acogedor", "lo amable", "lo cálido", "lo familiar", para los daneses no requiere explicación: es el sentimiento de paz que proporciona tomar un café leyendo un libro o una charla agradable frente a una chimenea. Hay quien atribuye a la práctica del hygge el hecho de que Dinamarca haya resultado, de nuevo, el país más feliz del mundo según el informe de la ONU sobre la felicidad mundial. Y hay más: cualquiera que conozca algo de la historia del diseño y la arquitectura del XX sabrá que las grandes ideas en ambos campos han nacido en Escandinavia. También de los países nórdicos es propio un sistema socioeconómico, el llamado estado del bienestar, que cubre las necesidades básicas de todos sus ciudadanos. ¿Alguna vez te has preguntado por qué confluyen felicidad, belleza y bienestar en este rincón del mundo? “Los países escandinavos han desarrollado unas sociedades orientadas al bienestar de las personas, a las que consideran su más valioso activo; su diseño refleja este hecho”, asegura el ingeniero Soren Petersen, un estudioso de la historia del diseño.

El hygge nos remite precisamente a eso: a colocar a las personas y su bienestar en la máxima prioridad y, aunque es más una filosofía de vida que unas pautas decorativas, es en el hogar donde el hygge se vive más intensamente. Básicamente, consiste en rodearte de las cosas y las personas que te hacen feliz. Estas son las claves decó que te ayudarán a invocarlo.

-

-

1. CHIMENEA

En enero, en Dinamarca, las noches duran cerca de 16 horas y las temperaturas oscilan entre -2º y 2º, lo que convierte el calor es una necesidad casi biológica. Hipnóticas y reconfortantes, las chimeneas (según los que practican el hygge) son el mejor antidepresivo. Aquí van algunas pautas para conseguir esos efectos.

-

-

2. VELAS

Sabemos que lo de instalar una chimenea no está al alcance de cualquiera, pero al hygge nos podemos acercar por un atajo. Cada danés consume unos 6 kilos de cera de vela al año según Meik Wiking, presidente del Instituto de la Felicidad de Copenhague y autor de The Little Book of Hygge (El pequeño libro del hygge).

-

-

3. CAMAS ENVOLVENTES

No hace falta ser danés para comprender el impacto positivo de una cama mullida y cálida, blindada al frío, pero también al estrés: hygge también significa saber dejar los problemas fuera.

4. LIBROS

Según el Eurobarómetro de índices de lectura más de la mitad de los daneses leen habitualmente (un 54’9% por ciento frente a un 39’6% de los españoles). Llena tu casa de libros y serás más feliz.

5. CONCENTRACIÓN

Para muchos daneses el hygge es parecido al mindfulness: se trata de estar presente en lo que se está haciendo. La multitarea nos aleja de ese estado.

-

-

6. SUELOS DE MADERA

La mayoría de las Casas AD danesas (y por extensión las escandinavas) tienen suelos de maderas nobles, fruto de esa búsqueda incansable del confort.

7. PLANES CON INVITADOS

Cuando un danés viene a España lo primero que le sorprende es que nuestra querencia a los bares. Allí el ocio y el tiempo con amigos se desarrolla más dentro de las casas, que están equipadas para ello: una cocina abierta, mesas infinitas y, no nos cansamos de insistir, una chimenea.

Ver artículo en revista

-

-

Autor no definido - 04 de Octubre del 2018
EL SECRETO DE LA FELICIDAD

¿Qué es el 'Hygge'?

Los daneses lo saben muy bien. Dicen que es el secreto de su felicidad y que esta felicidad se esconde en las pequeñas cosas... ¡Pues descubrámoslas!

"Pero a ver... ¿qué es esto del hygge?". Te preguntarás. Y es que todo el mundo habla de ello. Pues 'hygge' es nada más y nada menos que el secreto de la felicidad danesa. Y teniendo en cuenta que Dinamarca está considerado el país más feliz del mundo, ¡habrá que ver cómo lo consiguen! Aunque el término no tiene una traducción literal significa algo así como "cosas que te hacen sentir bien, a gusto".

'Hygge' no es solo un concepto, es una actitud, es un escenario, es una forma de vida. Comodidad, bienestar, relax... La clave es disfrutar de los pequeños placeres. Y, ¿cómo podemos hacer nuestra casa más 'hygge'? Pues cuidando los detalles, envolviéndola de calidez y mimándola para que nos mime. Descubre en el vídeo mucho más acerca del 'hygge' y todas todas las claves para hacer tu vida y tu casa más feliz.

Ver artículo en revista

-

Lidia Rodríguez - 11 de Mayo del 2018

Apuesta por el Hygge y vive tan feliz como los daneses

Los daneses saben cómo aprovechar su casa al máximo. Descubre aquí siete consejos para hacer de tu hogar un lugar tranquilo y cálido del que no te apetezca salir.

-

-

Los daneses saben cómo aprovechar su casa al máximo. Descubre aquí siete consejos para hacer de tu hogar un lugar tranquilo y cálido del que no te apetezca salir.

¿Sabías que Dinamarca es el país más feliz del mundo? Según un informe anual de las Naciones Unidas, los daneses encabezan el ranking desde 2012. Además de tener las jornadas semanales de 35 horas y los sueldos más elevados de toda Europa, la decoración también influye en su estado de ánimo. Debido a su climatología, los daneses han aprendido a convertir sus hogares en templos del bienestar.-

Conocido como Hygge (pronunciado “hu-ga”), este estilo se centra sobre todo en la iluminación y en la sencillez. Aunque no tiene traducción al español, podría decirse que el término que más se le asemeja es “acogedor”. De hecho, si preguntas a los daneses, ellos definirán el Hygge como un conjunto de actitudes, formas de vida, escenarios, etc., que les hace sentirse bien, a gusto, tranquilos, en familia y que les permite disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

¿Quieres que tu hogar irradie felicidad? Copia ahora a los daneses y sigue estos siete trucos, son muy simples:

Iluminación

Si has viajado alguna vez a los países nórdicos, te habrás fijado en que no hay persianas. La razón tiene que ver con el estilo Hygge, donde impera la luz natural sobre la artificial. Por eso, te aconsejamos que retires las cortinas, los estores y todo lo que obstruya el paso de esa luz o elijas las telas más transparentes.

Colores suaves

El blanco es, por excelencia, el color del minimalismo nórdico. Además de éste, en este tipo de decoración se suman otros tonos suaves como el beige, el gris claro o los colores pasteles. Todo ello ayuda a crear una atmósfera más serena y libre de estrés.

-

-

Ambientes cálidos

La chimenea es un imprescindible en cualquier casa danesa. En caso de no disponer de ella, seguro que puedes recurrir a unas velas para disfrutar de un ambiente más cálido y acogedor. Cuantas más, mejor.

En Dinamarca, se consumen alrededor de seis kilos de velas al año ¡Aprovecha cualquier ocasión y enciende tú también las tuyas!

No te olvides del verde

Las plantas y flores son indispensables en la decoración Hygge. Sólo basta con ponerlas en las ventanas o en las mesas para mejorar el bienestar.

Son muy útiles sobre todo en invierno, pues la naturaleza ayuda a que pasar tiempo en casa se convierta en algo aún más agradable.

-

-

Maderas y materiales suaves

A lo largo de estas líneas ya sabrás que la calidez es esencial en estos espacios. Buscando este objetivo, también es conveniente que los suelos sean madera. Además, te harán sentir en consonancia con la naturaleza.

Este material no tiene que estar únicamente en el suelo, también puede estar presente en las mesas, sillas, estanterías, etc. Todo lo que se te ocurra es bienvenido.

En cuanto a los textiles, escoge los más naturales. La lana, la piel, el lino o el algodón son perfectos para alfombras, cojines o mantas ya que aportan textura a la decoración.

Huye de espacios cargados

El minimalismo es una de las claves del estilo nórdico. Los daneses dan prioridad a la sencillez y evitan sobrecargar las estancias. Olvídate de las pequeñas figuras en todos los rincones de la casa y deja espacios libres, incluso de muebles.
-

-

Crea tu rincón especial

Asegúrate de crear tu espacio tanto en el interior como en la zona exterior. Ten a mano tus discos favoritos si disfrutas escuchando música; un buen sillón si te gusta la lectura o una bañera si te apetece relajarte con espuma. Decora tu estancia con fotografías que te resulten especiales y rodéate de elementos que te aporten bienestar y paz.

Ver Artículo en la revista
-

-

by Gtresonline - 08 de Agosto del 2018

¿Sabes en qué consiste la filosofía 'hygge'?

Sentirse a gusto con los pequeños placeres de la vida es el secreto de la auténtica felicidad para los daneses.

La búsqueda de la felicidad probablemente sea una de las mayores utopías que persigue el ser humano a lo largo de toda su vida. Sin embargo, los daneses han dado con su propio secreto para acercarse aún más a ella. Tan solo por detrás de Finlandia y Noruega, Dinamarca ocupa el tercer lugar en el ranking de los países más felices del mundo, elaborado de manera anual por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Una posición privilegiada que indica que algo están haciendo bien y que su método, realmente, funciona. Se trata del hygge, una palabra de la que puede que hayas oído hablar en numerosas publicaciones de Instagram y que, a pesar de no tener una traducción exacta al castellano, define todo aquello que les hace sentir a gusto.

El placer de las pequeñas cosas

Un jersey calentito, tejer una manta, sentarse junto a la chimenea, comida casera o leer un libro durante una tarde de lluvia son buenos ejemplos de lo que encierra su significado. Todas ellas cosas muy sencillas y cotidianas, al alcance de cualquiera, pero que contienen un gran encanto en sí mismas. De manera muy similar a lo que el nesting puede hacer por el bienestar mental de una persona, el hygge también está muy relacionado con la vida hogareña y la tranquilidad. Conectar con el ‘yo interno’ de cada cual pude ser fácil si se elimina todo lo superfluo y se centra la atención en los pequeños detalles que hay alrededor.

Mejor, en casa y en familia

Crear un espacio de intimidad en el que todos sus aspectos contribuyan a hacernos sentir bien, tanto con nosotros mismos como con la gente que nos rodea, es uno de sus aspectos fundamentales. En oposición a lo que ocurre en España, donde habituamos a vernos con nuestros allegados en el exterior en lugar de en nuestra propia casa, los escandinavos suelen reunirse con sus seres queridos en su hogar, donde organizan largas reuniones caseras, eso sí, con pocas personas para facilitar la comunicación entre ellas.

Asimismo, la decoración para crear espacios agradables y acogedores en los que apetezca estar es otro de sus factores clave para alcanzar un estado hygge. Una iluminación cálida (mucho mejor si es con velas), muebles de madera, colores claros y tejidos suaves harán que el entorno resulte mucho más cómodo y seductor.

Las redes como fuente de inspiración

Una filosofía de vida que ya practican muchas personas en todo el mundo y a la que también han caído rendidas las redes sociales -con más de 3’6 millones de publicaciones con el hashtag #hygge en Instagram en las que inspirarse- además de numerosos rostros conocidos. Uno de ellos ha sido Sara Carbonero, que hace ya algunos meses intentaba descubrir todos sus secretos a través de la lectura de Hygge. La felicidad en las pequeñas cosas, del autor danés Meik Wiking. Una inspiradora obra que intenta facilitar al lector las claves para llevar una existencia más plena y placentera con útiles consejos y fáciles recetas con las que ser un poco más felices.

Ver artículo en revista

-

-

Sandra Cañedo - 12 de Marzo del 2018

Hygge: el secreto danés de la felicidad que ya practicas sin darte cuenta

Es el fenómeno del momento y la receta de los vecinos más felices del mundo para alcanzar el bienestar pleno. Se llama Hygge (aunque se pronunica "juga") y consiste en una particular forma de entender y de disfrutar de la vida basada en los planes sencillos, confortables y relajados en soledad o buena compañía. Aunque en Dinamarca se practica desde hace más de dos siglos, un nuevo lanzamiento literario vuelve a ponerlo ahora de moda en el resto de Europa. ¿Necesitas un libro para saber cómo pasar, lo que viene siendo, una tarde en la gloria?

Es un frío domingo cualquier de mediados de enero. El cielo está plomizo y la lluvia empaña las ventanas de tu casa iluminada con velas pero tú, desde el sofá, no puedes más que preocuparte por saber cómo acabará la intrigante película que lleváis toda la tarde viendo. Mientras apuras el último sorbo de tu taza de chocolate caliente y te quitas los gruesos calcetines de lana que llevabas puestos piensas que no hay nada más cercano a la felicidad. No eres consciente de ello, pero ese momentazo que estás viviendo es un Hygge en toda regla.

-

-

Éstas y otras cosas muy bonitas, muy "cozys" y muy "instagrameables" son las que nos viene a contar Meik Wiking, director del Instituto para la Búsqueda de la Felicidad de Copenhague, en Hygge, la felicidad de las pequeñas cosas que se ha convertido en best seller en los 14 países donde se ha publicado. El libro es una delicia para los ojos y 100% inspirador, pero no deja de resultar un tanto curioso que hayan tenido que venir nuestros amigos del norte a ponerle nombre al plan de peli, mantita y sofá de toda la vida. Al "mejor quédate en casa" de tu madre. Al "yo ya no salgo" de los que rozamos la treintena.

Dinamarca encabeza desde 2012 el ránking de World Happiness Report Update, aunque de eso se han encargado sin duda sus políticas sociales: medidas de conciliación en las empresas, semana laboral de 35 horas, los sueldos más altos de Europa... Pero parece ser que también influye una muy buena adecuación a sus circunstancias geolocales. En uno de los lugares con peor climatología del mundo, los daneses han aprendido a convertir sus hogares en templos del bienestar. "No somos una utopía perfecta, el país se enfrenta a retos y problemas como cualquier otro, pero creo que puede ser una fuente de inspiración sobre cómo los países pueden aumentar la calidad de vida de sus ciudadanos". Apunta Meik Wiking. "Los daneses son los más felices de Europa, pero también son los que se reúnen más a menudo con sus amigos y familias y se sienten más tranquilos y en paz. Por lo tanto, hay buenos motivos para observar un interés creciente en el Hygge".

-

-

La mayoría de los consejos Hygge que se exponen en el libro se centran en el hogar, núcleo de la vida social danesa, aunque el Hygge también puede practicarse al aire libre o incluso en el trabajo. Tampoco se limita sólo al época invernal, puede regir tu vida todos los días del año. Las ideas se centran sobre todo en la iluminación y la pasión nórdica por las velas, las chimeneas, las cosas hechas de madera, las mantas, cojines y jerseys gordos y en tener un hyggekrog (un rinconcito donde acurrucarse con un libro y una porción de tarta). En disfrutar del aquí y ahora apagando el móvil mientras cenamos con nuestra familia y en regocijarse en la sensación de armonía y refugio de nuestro grupo.

Para las noches que estás bajo de energía, no tienes planes o no te apetece salir, el libro nos propone un pequeño kit de emergencia para alcanzar el hygge por la vía rápida:

Velas. A falta de chimenea, nos ha quedado más que claro que sin velas no hay Hygge.

Comida de la rica. El chocolate es Hygge, el brócoli hervido, no. Olvídate en estos momentos de cualquier tipo de dieta y ríndete al capricho del dulce sin remordimientos. Puedes acompañarlo de tu té favorito y de mermelada que hayas hecho tú misma, ya que la elaboración propia de lo que vayas a ingerir añade unos cuantos puntos más de hyggelig al asunto. El concepto de slow food y de disfrutar del proceso de preparación de los alimentos es fundamental.

Tu libro, peli o serie favorita. Gracias a plataformas como Netflix o HBO las series se han convertido en el nuevo ocio adictivo de la sociedad. Si aún no estás "enganchado" a ninguna estas serán de las que todo el mundo hablará en 2017.

Un buen estilismo cozy. En el que no puedes llevar nada demasiado ajustado o incómodo. Los daneses apuestan por el jersey de batalla, los calcetines de lana (muy gordos) y el pelo informal que, en resumen, consiste en hacerse un moño sin importar como quede.

Da rienda suelta a tu gusto por la papelería. Escribir tus ideas en bonitos cuadernos de papel es mucho más hyggelig que hacerlo en una cutre nota del iPhone. Al igual que lo es hojear tus fotos impresas en un precioso álbum en vez de mirarlas en facebook o contestar mensajes de tus amigos con cartas postales.

Una buena filosofía de vida que todos en algún momento hemos creído inventar pero a la que ahora ya puedes ponerle nombre.

Ver artículo en revista

-